jueves, 8 de enero de 2015

ANATOMÍA DE UNA VERGÜENZA

La pregunta es muy simple: Hasta cuándo Venezuela tiene que soportar la ignorancia y la improvisación de un individuo como Nicolás Maduro?? 

Porque su actuación ya rebasa los límites de lo razonable. 

Este escrito puede ser considerado "superficial". Pero en ciertos contextos, la superficie dice mucho del contenido y la esencia de las cosas. Por eso, por ejemplo, las apariencias y el protocolo son importantes en Relaciones Internacionales. 

Y Nicolás Maduro, habiendo "ejercido" como Canciller de Venezuela por SEIS AÑOS, todavía no se ha enterado de algo tan simple. 

Dada la circunstancia de que tienen que ir a llorarle a los chinos y a los rusos por dinero que oxigene su "revolución", la parejita presidencial decidió al parecer tomarse el papel en serio... y disfrazarse de menesterosos. 

Pocas veces en la historia contemporánea de Venezuela se había visto un espectáculo tan lamentable. 

Nicolás vistiendo su sombrerito de malandro, y lo que parecía una hamaca enrollada en el cuello (cada vez más obeso, dicho sea de paso). Luego, mirando detenidamente, me entero de que era una bufanda. Tricolor. Qué bonito, que bello. 

La Cilia Flores parecía un equeco, un gnomo de mal gusto, con esa gorrita espantosa y ese bouquet barato envuelto en papel de carnicería. Se lo dieron los rusos? Cómo aceptó eso? O lo trajo ella? Misterios por resolver. 

Y PARA REMATAR SE BAJAN DE UN AVIÓN DE BANDERA CUBANA. 

QUÉ VERGÜENZA, FRANCAMENTE. 

Es que ni el finado Chávez, con lo ordinario e inconsciente que era, hacía un ridículo tan grande como este par de IMPRESENTABLES. Estos se pasaron de la raya. 

Así llegaron a Rusia. Y para más ñapa, evidentemente sin invitación y sin agenda. 

Ahí es donde se ve la NULA experiencia o habilidad en relaciones exteriores que tiene una todera de oficio como Delcy Rodriguez, a quien le acaban de dar la Cancillería. Qué riñones.

Igualmente, la otra tiraflechas de Jacqueline Faría, que ahora está dizque de "Ministra de Comunicación" y es más inútil que un jarrón chino, excepto para hacer propagandas y panfletos... Que ni siquiera inventa ella. 

En un gobierno medianamente serio las botan del puesto... pero EN EL ACTO. Y por muchísimo menos que ese circo barato de hoy. 

Cuándo irán todos a admitir que son una cuerda de ignorantes e improvisados de principio a fin? 

Y lo triste es que van de mal en peor, mientras Venezuela se hunde cada vez más y más en un abismo que será muy dificil de remontar. Esto va mucho más allá de la apariencia, señores. 

Pero bueno, volviendo al circo ruso. Ante la visita improvisada de Nicolás el Bobo, tuvieron que salir corriendo unos funcionarios de mediano rango de la cancillería rusa a saludarlos en la embajada venezolana en Moscú, porque NADIE más los recibió en ninguna parte. 

Y encima, Nicolás se reúne con ellos ataviado con su trajecito de deporte, como si se fuera a comer un mondongo un domingo por la tarde en casa de Cilia, allá en el Junquito. Y a mi se me ocurre que es casi un milagro que no los recibió en interiores. Debió ser por el frío. 

Se puede ser más chabacano, bruto y rastacueros? 

Una cosa es usar el dichoso mono deportivo para hacer populismo barato en Venezuela -costumbre nefasta, dicho sea de paso, que han adoptado muchos politiqueros demagogos para "identificarse con el pueblo", cuando no es otra cosa que un acto de condescendencia hipócrita-. Pero otra cosa muy distinta es ir por el mundo faltándole el respeto a la gente y pasándote el protocolo diplomático por el "arco de triunfo"... porque sí, porque Nicolás se las da de "chévere". 

A todas estas, qué hace Cilia Flores en una reunión de trabajo gubernamental? Qué cargo REAL y nominal tiene esa mujer para sentarse en una mesa a representar a Venezuela en asuntos bilaterales, como no sea esa ridiculez mayúscula de "primera combatiente"? 

Lo que pareciera, a nivel de percepción internacional, es que Nicolás no puede dar un paso, tomar una decisión, ni ir al baño solo, sin el permiso de su niñera. Sí, esa misma que lo naricea como un becerro de allá para acá. Lo sabemos los venezolanos, pero al parecer se tiene que enterar el resto del mundo. 

Más vergüenza aún. Pero esta gente tiene una autoestima de acero, por lo que se ve. 

Total que se fue Nicolás de Rusia con una soberana patada en su amplio trasero, pues Putin ni se dio por enterado de que el "presidentillo" estaba allá. Ni siquiera el Primer Ministro. Ni siquiera el Canciller. 

Llegan a China y prácticamente los recibe el conserje del aeropuerto, mientras meses atrás, Nicolás gasta decenas de miles de dólares "decorando" Caracas para recibir al chino con toda la fanfarria. Un pequeño detalle. Pero eso no importa: lo que importa es que hay que ir a buscar real. 

Esperemos que el disfraz de mendigo le funcione. O mejor... esperemos que NO. 

Ahora, sabrá Dios qué parte de Venezuela le irá a empeñar Nicolás a los chinos o al mejor postor, y por cuánto dinero seguirá hipotecando el país. 

Y lo sabrá Dios, porque la gente en Venezuela ni lo sabe, ni es considerada por el régimen como digna de enterarse de lo que hace esa pandilla de cuatreros de rojo. El "Pueblo" - sí, ese que tanto manda- no tiene ni la más remota idea de la catástrofe que se le viene encima, ni poder alguno para detenerla. 

Tampoco se merece ese pueblo enterarse de lo que ha hecho o lo que está dispuesta a hacer esa banda de crimen organizado para seguir despilfarrando decenas de miles de millones de dólares en su socialismo corrupto y fracasado, y mantenerse en el poder como sea, para seguir saqueando a diestra y siniestra lo que queda de lo que alguna vez fue un país. 

Finalmente, no se sabe para qué Nicolás se llevó al circo completo en el avión, gastando ingentes cantidades de dinero cuando Venezuela atraviesa la peor crisis económica de su historia. Extravagancias revolucionarias, supongo. 

Pero así es Nicolás. Un tonto ambicioso, débil y maleable con delirios de grandeza, cero talento y una ignorancia atroz. Y mejor no hablemos de los que manejan los hilos detrás del telón. Eso sí es deprimente y merece otro capítulo. 

Qué hicimos los venezolanos para merecer semejante esperpento y pasar semejante vergüenza por tanto tiempo? 

No tuvo Venezuela suficiente castigo por su mala elección con el teniente coronel resentido y soez? 

Menos mal que Hugo quería mucho al país, porque si no, imagínense lo que hubiese dejado en lugar de Nicolás. 

Por eso Chávez siempre me recuerda a Calígula. No solo por lo retorcidos y megalómanos que eran ambos, sino por un hecho adicional. 

Calígula nombró a su caballo Cónsul de Roma. 

El Calígula de Sabaneta nombró presidente de Venezuela a su asno más servil. 

Cuánto tendrá que pasar en el país antes de que Nicolás se ponga a sí mismo un bozal y se retire a pastar en donde no haga daño a nadie? O necesita que alguien le haga el favor? 

Porque en serio, Venezuela no está para bufonadas. 
Ya no tiene con qué pagarlas.

Noticiero Digital.