domingo, 14 de enero de 2018

“Predicciones” para el Año 2018

Robert Alonso
Tal y como he venido haciendo en los años anteriores, aclaro que mis “predicciones” no están basadas en factores esotéricos, ya que ni soy brujo… ni mucho menos soy pitoniso o adivino. Mis “predicciones” están basadas en la pura lógica. Cualquier venezolano, a estas alturas del partido, que decida emplear un máximo de dos neuronas y un cuarto, podrá llegar a las mismas “predicciones” que Uds. están a punto de leer.

Comenzaré por el hambre. Los venezolanos, de verdad-verdad, conocerán el hambre en todas sus dimensiones. Los taladros de PDVSA están paralizados. El régimen está quebrado a más no poder. De aquí en adelante, Venezuela experimentará una hambruna como la que ocurrió en el llamado “Período Especial” de la Cuba de los Castro a partir de 1991, año del “colapso” de la Unión Soviética… que duró hasta finales de 1994. Durante ese período – entre 1991 y 1993 - el PIB cubano se contrajo un 36%. No vino a “recuperarse” hasta comienzos de 1995. Durante ese lapso de CUATRO LARGOS Y TORMENTOSOS AÑOS, los cubanos comieron mierda… y ésta no alcanzaba para todos. Contrario a la creencia popular, la hambruna vendrá a beneficiar al régimen, no será motivo de su destrucción, ya que cada venezolano se levantará todas las mañanas para buscarle el hueso con el cual hacerle el caldo aguado a su familia por las noches.

Sin los ingresos “regulares” (ya mermados desde hace muchos años), provenientes de la golpeada y abandonada industria petrolera, habrá dinero – SOLAMENTE – para mantener el standard de vida de los enchufados, que cada día serán menos, hasta quedar una cúpula tremendamente selecta, tal y como sucedió en la Cuba de los Castro.

El éxodo de la clase media venezolana se incrementará a niveles inimaginables durante este año que comenzó. Por supuesto, al régimen LE CONVIENE que desaparezca, absolutamente la clase media, tal como ha sucedido en Cuba, Nicaragua y Angola… entre otros países que sufrieron y han sufrido regímenes similares. Es la clase socio-económica más peligrosa para las tiranías. La clase pensante y productiva. Sin embargo, ese éxodo tiene que ser dosificado, para evitar una verdadera crisis regional, como sucedió durante el primer gobierno sandinista en Nicaragua, cuando los países vecinos comenzaron a llenarse de nicas que huían del castro-estalinismo internacional. Aquel éxodo generado en Nicaragua, fue uno de los factores que le dieron vida a la guerra civil nicaragüense que duró diez años y produjo decenas de miles de muertos y centenares de miles de mutilados.

Para evitar el éxodo descontrolado y anárquico que experimentará Venezuela durante este año, posiblemente el régimen se vea obligado a cerrar las fronteras y a implantar fuertes controles para disuadir la emigración descontrolada. Venezuela verá cómo decenas de miles de venezolanos se lanzarán al mar como balseros, un fenómeno que ya ha comenzado a niveles pequeños y que se incrementará de manera insospechables durante este año, 2018.

Las madres venezolanas verán a sus hijos (e HIJAS) morir en conflictos armados extra-territoriales, que nada tienen que ver con Venezuela y su seguridad, tal y como sucedió – durante décadas – en la Cuba castro-estalinista y las llamadas “misiones internacionalistas”, donde decenas de miles de jóvenes cubanos murieron o fueron mutilados física y/o psicológicamente en guerras en Argelia (1973), Siria (1973), Angola (1975), Congo (1975), Etiopía (1978)… sin contar las incursiones extra-oficiales en Vietnam, Camboya, Colombia, El Salvador, Nicaragua y paremos de contar.

Se acabará la inflación… como sucedió en la Cuba castro-estalinista. No habrá medida para medirla, ya que desaparecerán los insumos y bienes de servicio. La yuca y el ñame, de conseguirse, siempre costarán lo mismo: ¡céntimos! El problema será que brillarán los alimentos por su ausencia, lo mismo con todo, incluyendo – por supuesto – los medicamentos. Se terminará de implementar el racionamiento sistemático, oficial, organizado y controlado electrónicamente. El paliativo a esta crisis humanitaria tan atroz, será las remesas que desde el exterior comenzarán a llegar, de manera regular, desde los rincones de todos aquellos países donde existan venezolanos “exiliados”. En Cuba, durante décadas, la inflación fue CERO. Ese “fenómeno” lo experimentarán los venezolanos, “de adentro”, a partir de este año y durante muchas, muchísimas décadas.

Desaparecerá el bolívar como moneda nacional. Esto ya lo estamos viendo a través de la implementación de las monedas “comunitarias”, algo que no sucedió – exactamente igual – en la Cuba de los Castro, donde llegaron a existir tres monedas: el peso cubano (que no servía ni para limpiarse el trasero), el llamado “chavito” y la MC, moneda convertible en divisas. En Venezuela habrá tantas monedas como “comunas” existan… un invento del llamado “Socialismo del Siglo XXI” que no existió en los países del bloque soviético, detrás de la “Cortina de Hierro”.

Aunque parezca increíble e inaceptable, la criminalidad se incrementará a niveles inimaginables. Si hoy la criminalidad es insoportable… y lo ha sido durante décadas, los venezolanos – a partir de 2018 – comenzarán a añorar los años anteriores, en materia de criminalidad y seguridad.

El sistema comunista se irá implementando – casi – por “generación espontánea”. No habrá necesidad de implementarlo de una manera oficial. Básicamente se acabará la propiedad privada, ya sea por abandono o por la imposibilidad de hacer con ella lo que normalmente se hace en países donde se respeta ese derecho consagrado universalmente. Las propiedades no podrán ser vendidas ni dejadas en herencia… y se irán cayendo a pedazos, por la falta de materiales para su mantenimiento. Vean las fotos de la Cuba actual, para que tengan una idea de cómo se verá Venezuela a partir de este año, 2018. Si hoy creen que el país está destruido, esperen a que pase este año y entren otros más… para que se den cuenta del grado de destrucción material que les espera a todos allá abajo.

Veremos a muchos, muchísimos, líderes de esa FALSA OPOSICIÓN, participar en el “gobierno” castro-estalinista de Venezuela, como sucedió en Nicaragua, donde hasta el cardenal nicaragüense y Príncipe de la Iglesia (católica), Miguel Obando Bravo, otrora el mayor líder de la oposición nica, se “asimiló” al régimen sandinista (castro-estalinista), formando parte del gabinete de Daniel Ortega. No se extrañen si vemos a la Maricori Machado y al mismo Ratonski… sin eliminar a Julio Borges, Manuel Rosales y, entre muchos otros, a Henry Ramos Allup, “dirigiendo” un ministerio o un instituto “autónomo”.

Los venezolanos conocerán la “nueva” constitución, la misma que fue escrita en Guanabacoa hace muchos, muchísimos años… y que, solamente, esperaba el tiempo adecuado para ser publicada, oficialmente. Será una constitución, como La Bicha, “aprobada” por el pueblo en una consulta “soberana y transparente”, por supuesto. Los Castro aplicarán la misma “maroma constitucional” que aplicaron en Cuba cuando proclamaron – desde el Teatro Carlos Marx de La Habana – la Constitución de 1976, la misma que ha sufrido tres enmiendas ya.
Bajo la “nueva” constitución, castro-estalinista y “bolivariana”, los venezolanos conocerán un nuevo “sistema electoral”… lo que vendrá a derrumbar todos los pronósticos que han venido escuchando y leyendo sobre el futuro presidencial de Nicolás Maduro. Venezuela será convertida en un sistema muy similar al soviético, manejada por un politburó, más que por un torombolo. Por supuesto, la dirección de este “nuevo” organismo tendrá su epicentro en la Guanabacoa castrista, donde se baila el guaguancó.

Los niños venezolanos seguirán creciendo bajo la doctrina castro-estalinista, hasta un punto en que considerarán que viven en un país “normal”, similar a todos los países del mundo, tal y como ha venido sucediendo en la Cuba de los Castro, desde que esos monstruos llegaron al poder en enero de 1959, hace ya 59 años. Este año los venezolanos verán, entre muchas otras cosas, la desaparición total y absoluta de las escuelas privadas.

Como en la Cuba de los Castro, la Iglesia (católica) será “asimilada” al régimen. Otras sectas o denominaciones cristianas harán lo propio, de no desaparecer por completo. Verán, los venezolanos… a partir de 2018 un verdadero incremento de la “religión de los orichas” o la “santería” propiamente dicha. Comenzará lo que en Cuba se conoce como “el sincretismo”, donde la santería se mezcla con el cristianismo para formar un verdadero arroz con mango.

Por supuesto, la llamada “oposición” terminará de desaparecer en 2018. Los venezolanos no les pararán, en lo más mínimo, a esos que se hacen llamar líderes de la Unidad. Como esos “líderes” están acostumbrados a vivir bien sin doblar el lomo, muchos optarán por “asimilarse” al sistema, tal y como he mencionado arriba. Habrá quienes tomen la vía del “exilio”, para ver si pueden seguir en la manguanga desde el exterior… tal y como ha sucedido, durante décadas, con muchos líderes de papel que salieron, han salido y están saliendo de la Cuba castro-estalinista.

Este año se consolidará, DEFINITIVAMENTE, el régimen de los Castro en Venezuela. A nadie le quedará la más mínima duda de que ese régimen está ahí para quedarse eternamente, hasta que sufra una metamorfosis pasadas las décadas. Tal vez ninguno de los que hoy esté leyendo estas líneas, podrá ver un cambio substancial en lo que una vez fue Venezuela.

Si no es en este año, lo será en el siguiente o en los siguientes próximos. Venezuela será asimilada, OFICIALMENTE, como parte de la República Socialista de Cuba. Habrá una gran diferencia, sin embargo, entre los ciudadanos cubanos nacidos en Cuba y los ciudadanos cubanos nacidos en Venezuela. Estos últimos serán ciudadanos de tercera… plebeyos entre los patricios nacidos en Guanabacoa. Se olvidarán del “Gloria al Bravo Pueblo”, para aprenderse el himno del 26 de Julio. “Adelante, cubanos: ¡que Cuba premiará nuestro heroísmo!”

Miami 12 de enero de 2018
ROBERT ALONSO

jueves, 21 de diciembre de 2017

Oscar Pérez y la Falsa Resistencia


Hablo por lo que se y no por lo que me contaron: a Oscar Pérez lo conocí en algún momento entre los años 2007-2009. Fue uno de mis alumnos de Derecho Aeronáutico en el Centro de Instrucción Aeronáutica Helicópteros del Caribe, donde por cerca de diez años tuve el gusto de impartir esa materia a alumnos pilotos como "El Gato", como apodaban a Pérez en aquellos días. De el se decía que se gano el ingreso al CICPC por obra y gracia de su papa, comisario de ese cuerpo. Y que gracias a esa notable palanca, logro también que lo incluyeran en el grupo de funcionarios que recibirían el curso de piloto de helicópteros, a cuenta del Estado, quien pagaba la factura de los siete funcionarios que cursaron.

Uno normalmente recuerda a los buenos alumnos y a los malos alumnos. De Oscar Pérez me acuerdo, sin duda. Era uno de esos alumnos que intervenía y preguntaba y discutía. Ni más ni menos que eso. Una o dos veces más supe de él en sus andanzas de "comando" y todo aquello. Ni una opinión política, ni una genialidad sobre el país. No. Un hijo de papá que llego a policía igual que papá y que le pagaron el curso de piloto con dinero del Estado. Solo eso.

Cuando lo vi de protagonista de redes sociales dándoselas de modelo de moda masculina o de super comando, paseando a un perro elegantemente trajeado o disfrazando al perro de comando también, me dije: Bueno, lo perdimos si alguna vez lo tuvimos. Pero no di mayor importancia.

Hago esta incómoda y fatua introducción para poder explicar mi incredulidad, agnosticismo y escepticismo a propósito de las acciones de Oscar Pérez desde el día que salió montado en un helicóptero lanzando explosivos sobre ciertos puntos de Caracas. Me pareció, desde todo punto de vista, una acción desesperada, ridícula y fuera de lugar que una persona con un recurso tan valioso como una aeronave, hiciera una ridiculez y no una acción policial real, porque se supone que el señor es policía. Sencillamente, me decepcionó su accionar.

La pantalleria posterior confirma mis sospechas: pura paja. El tipo quiere ser youtuber o instagramer o quien sabe qué. Pero allí no hay sustancia, ni proyecto de país. Hay improvisación y con improvisaciones no puede salirse de un régimen maligno, de una corporación criminal como la que tenemos sojuzgando al país. Con photoshop y videos virales no se acabó con Pablo Escobar. Eso, que quede claro.

Nada personal contra "El Gato".

II

"Resistencia

Del lat. tardío resistentia.

1. f. Acción y efecto de resistir o resistirse.

2. F. Capacidad para resistir.

3. f. Conjunto de las personas que, generalmente de forma clandestina, se oponen con distintos métodos a los invasores de un territorio o a una dictadura." (Negrillas mias).

El diccionario a veces ayuda. Resistir es hacer Resistencia. La Resistencia es la capacidad para resistir. Y además, cuando se hace Resistencia contra los invasores o los dictadores, se hace en conjunto, de forma clandestina y con distintos métodos.

Revisemos entonces a todos los que desde hace meses se estan haciendo llamar Resistencia.

¿Tienen capacidad para resistir?

¿Crear una cuenta en twitter que diga "Soy Resistencia" con una bandera volteada, es resistir?

¿Aplaudir a cuanto personaje salga diciéndose Resistencia, es resistir?

¿Negarse a la autocrítica en las acciones supuestamente de la "Resistencia" es resistir?

¿Invocar la constitución de la dictadura castrochavista en su articulo 350, es resistir contra los invasores y los dictadores?

Yo creo que no. Y criticar eso no me hace ni ficha del régimen ni defensor de la Falsa Oposición agrupada alrededor de la MUD. Eso me hace promotor, y lo digo sin ambición de liderazgo ni auto alabanzas, de la creación de una Oposición real, auténtica y consustanciada con lo que el país requiere para levantarse. Sí se necesita Resistencia. Sí se necesita un nuevo liderazgo político. Sí se necesitan brazos armados. Pero eso no es lo que se está haciendo.

¿Qué sentido tiene, en una acción de Resistencia real, decirle al opresor lo que se está haciendo? Ese es el primer problema a resolver en cualquier análisis de las acciones de Oscar Pérez. Si la acción es de Resistencia real, debe ser clandestina, que le cause problemas a la dictadura, que engañe, que le de trabajo. Las acciones de Oscar y su combo televisivo le permiten al régimen mucho más de lo que le daña. ¿Por qué? Porque el régimen no tiene que investigar quien fue, ya se lo dijeron. Porque el régimen no tiene que recopilar pistas ni huellas ni movilizar recursos para saber qué pasó y quien lo hizo, ya los autores se lo dijeron. Y lo más importante y grave del asunto: al publicar los videos, se dan el lujo de permitirle al régimen que los rastree a ellos, a quienes le ayudaron a montar el video, a conocer su ubicación y la de sus aliados y expone al peligro a todo aquel que de buena fe este intentando resistir vía Youtube.

¿Tiene sentido eso? No. Es una temeridad. Una irresponsabilidad.

Y más feo aun es que haya cincuenta grupitos distintos por el mundo diciéndose "Resistencia". Pidiendo real para viajar y para mantenerse, porque muchos de ellos han sido unos redomados vagos toda la vida y no hacen más que vivir del cuento. Y de paso, del cuento ajeno. Cada vez que sale un video de Oscar Pérez, van a pedir real diciendo que le están echando bolas. Se inventan acciones y posiciones, viajes a reunirse aquí y allá. Y consiguen quien les de dinero. Cosas de la ingenuidad.

Para algunos, entonces, la Resistencia resultó ser un buen negocio también. Que expliquen ciertos "resistentes" de viaje por el mundo, a cambio de qué les dan dinero para "resistir" en el extranjero sin hacer nada útil por el restablecimiento de la República.

Que expliquen ellos. Les toca.

III

¿Y entonces qué hacemos? En principio, organizarnos de verdad, en orden. Los caballos delante de la carreta.

No puede lanzarse una acción de fuerza, sea cual sea, para desde esa acción armar un movimiento. Eso es simple "putshismo". Una venezolanada. Eudomar Santos, "como vaya viniendo, vamos viendo". Usted no sale a tomar un cuartel y robarse unas armas para después "ver que hace" con ellas. Usted no sale a tumbar un gobierno para después de derrocado inventarse un país. No. Primero lo primero.

Lo primero es constituir un vasto movimiento político opositor, auténticamente opositor. De ese movimiento, acerado, unido en propósitos, descontaminado de apetencias, consustanciado con la comprensión de la inexistencia de salida electoral en una Venezuela rehén de una corporación criminal, deben surgir las reflexiones sobre el país a construir y las medidas a tomar, a corto, mediano y largo plazo, para restablecer la República, la Libertad y la Democracia en Venezuela.

Es ese movimiento político, civil y cívico, quien debe establecer las medidas de fuerza a tomar. Cómo hacerlas, con quién, de qué manera, con qué métodos y, muy importante, en qué momento. Ese movimiento debe fundamentalmente ganarse el prestigio que le sume apoyos externos, y también internos. Y debe, además, estar por encima de cualquier fuerza militar que actúe en función de los objetivos, porque el desviacionismo militar daría al traste cualquier iniciativa. Y finalmente, debe entender que las luchas por la libertad prescinden del cortoplacismo, del aventurerismo y del voluntarismo pantallero, de esa novelesca intención permanente de irse a tomar la foto, a dar el discurso en la plaza o montar el video en las redes para ganar protagonismo.

No estoy inventando nada: estoy simplemente adaptando a nuestro momento y realidad lo hecho por los movimientos de la resistencia francesa, italiana, checoeslovaca, polaca y yugoeslava contra los Nazis. Estoy adaptando a los tiempos lo que se hizo en Venezuela contra Pérez Jiménez. Lo que se ha hecho en todos los países que han pasado por tragedias como la nuestra, cuando se construyen soluciones.

El basamento principal: Ninguna democracia se ha instaurado en ningún país rehén de tiranos, sin apoyo internacional y sin un movimiento opositor en el exilio, trabajando conjuntamente con cuadros internos en función de los objetivos. No podemos dejar de ver esa realidad.

Resistir es mucho más que pantalla, video viral y hashtag. La primera Resistencia es contra la falsa Resistencia. Después, viene la disyuntiva a la que deberá someterse todo ciudadano venezolano de bien: O resistes o te entregas.

Desde Jerusalem, Israel, a pocos días de la navidad de 2017, les digo: Yo no me entrego. Me toca resistir. No tengo otra opción. 


Daniel Lara Farías
Editor de La Cabilla. Internacionalista de formación y comunicador por vocación. 





lunes, 13 de noviembre de 2017

Mira la fortuna que tiene Julio Borges en paraísos fiscales


Millones de euros y dólares reposan en varias cuentas personales del presidente del parlamento venezolano y dirigente del partido opositor Primero Justicia (PJ) Julio Borges; así lo certifica una foto que circula a través de varios medios de comunicación social venezolanos en la que se observa el estado financiero de Borges en el banco HSBC Bank, una organización de servicios bancarios y financieros conocida por ayudar a numerosos clientes a evadir impuestos y esconder millones de dólares en bienes.

De acuerdo al documento, Borges posee 4 cuentas bancarias con las siguientes cifras: 650.569.439,00 de euros en Depósitos a Plazo Fijo, 320.523.458,15 € en Activos Líquidos (dinero en efectivo o un activo que puede convertirse fácilmente en efectivo), 92.525.456,36 de euros en una Cuenta de Ahorros Ordinaria y 3.542.654,69 dólares en otra cuenta de ahorros. 


De cómo el HSBC ayuda a millonarios a evadir impuestos

Al banco HSBC se le atribuyen varias acciones delincuenciales; según un reportaje publicado por el diario ABC de España, esta organización “permitió a los clientes retirar dinero en efectivo, en ocasiones en moneda extranjera no usada en el país, creó sistemas para permitir a algunos clientes evadir impuestos, se confabuló con otros para esconder cuentas «black» no declaradas a las autoridades fiscales nacionales”.

El Consorcio Internacional de Reporteros Investigadores (ICIJ, por sus siglas en inglés) obtuvo los documentos filtrados por el experto en tecnología Hervé Falciani a través del diario francés Le Monde, que revelan que HSBC “sacó provecho de negociar con mercaderes de armas…, asistentes de dictadores tercermundistas, traficantes de diamantes de sangre y otros delincuentes internacionales”.

A fines de noviembre de 2014, el fisco argentino denunció a la filial local de HSBC por ayudar a 4 mil 040 contribuyentes argentinos a evadir impuestos en Suiza. El ex jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) argentina, Ricardo Echegaray, dijo en aquel momento que entre los sospechosos de evadir impuestos había “personalidades de renombre”, pero no reveló las identidades.

La familia Borges y sus suntuosas propiedades

No es la primera vez que a la familia Borges se le relaciona con paraísos fiscales y propiedades lujosas en el exterior. Elías Borges, el mayor de los hermanos Borges aparece como propietario de un lujoso apartamento de casi 400 metros cuadrados localizado en North Bay Village, una isla mínima entre Cayo Vizcaino y tierra firme, en Harbor Island, condado de Miami-Dade. Ademas tiene piscina, excelente vistas, gimnasio y su valor de mercado está cercano a los 400 mil dólares.

Nov 12, 2017
Admin


viernes, 3 de noviembre de 2017

La Tragedia Bautista y la Farsa Kico | Especial La Cabilla


Como pólvora corrió por los medios de comunicación la noticia infame de la semana: Kico Bautista, el periodista disfrazado de analista, se presentará como candidato a alcalde de Baruta.

Como es Halloween, podría tratarse de un simple disfraz más en la carrera del personaje. Estamos hablando de un permanente disfraz, de un antifaz que camina. De “dirigente estudiantil” de la UCV en los ’80, a amanuense de alcoba del extraño duo Peña-Otero en El Nacional. Llave de postín de Juan Barreto, con quien administró el juguete que fue la revista dominical del periódico, el otrora famoso “Feriado”, convertido en sus manos en un instrumento de guarrerías, extrañas caras en portada, reportajes infames y muerte lenta de la revista. Fue la etapa del carnaval del periodismo, donde se asumió como editor de revistas.

Con el tiempo, lo vimos pasar del equipo de campaña de Edmundo Chirinos a editor de revistas. Luego se disfrazó de dueño de restaurant. También usó el disfraz de conductor de programas de TV, iniciando en VTV en tiempos de Caldera II. Y, oh sorpresa, logró una columnita de chismes políticos en El Nacional, siempre bajo el ala del duo Peña-Otero. Y con Juan Barreto siempre de llave, de pana.

Así, entra al ruedo político como “analista-columnista”. No como quinta columnista, que es otro disfraz.

En radio y en tv se le tuvo con ese disfraz de analista todos estos años. En 2002 se le vio en tarima arengando a la gente en las marchas que terminaron en tragedia, aquel 11 de abril. Extrañamente, a diferencia de otros periodistas protagonistas de la época, no ha sufrido las consecuencias por su papel de primer orden en esos días. No sufrió exilio como Orlando Urdaneta o Napoleón Bravo o Rafael Poleo. Ni persecución como Teodoro ni juicios como el duo Otero-Peña o Ravell. Extraño: no sabemos si su rol en los días del 11 de abril fue otro de sus disfraces. O si fue su rol en la Tragedia. O el inicio de su farsa.

“Buenas Noches” se llamó el show desde el cual, vistos los elementos hoy, se preparó la intervención de sus conductores en la política directamente. Ya en 2012, vimos a Kico disfrazado de jefe de partido, con el famoso conglomerado de independientes llamado “Tu y 2 más”, financiado por Capriles para agrupar independientes a su candidatura. Al final no se sumaron independientes sino chulos, borrachos, estafadores, protochavistas como su gran pana Semtei, indigentes de la política nacional y regional y hambrientos. El dinero dio para alquilar una mansión en Altamira, Caracas, llamada “Quinta Versalles”, amoblada un día y desvalijada unos meses después. Nadie sabe en qué se gastó tanto dinero, pero los mesoneros de los restaurantes de la zona podrían darnos una idea.

Vivimos una tragedia durante años, viendo a periodistas disfrazados de analistas. Ahora los vemos de políticos. Ya Kico es diputado suplente por Mérida, ya Roland Carreño es “dirigente” de Voluntad Popular.

Con pocas esperanzas en una regeneración de la política nacional, esperamos la candidatura presidencial de Carla Angola, quien seguramente contará con los mismos asesores de discurso de Manuel Rosales, acostumbrados a los desaciertos y desubicaciones.

Tragedia es tragedia. Farsa es Farsa. Aquí, un resumen de ambas cosas, desde Kico hasta Bautista y viceversa.

Rodeado de chavistas ayer, sospechoso hoy

Sus panas de ayer son todos chavistas. Menos él. Desiré Santos Amaral, los hermanos Villegas, Juan Barreto, Eduardo Semtei, Jorge Rodríguez y un largo etcétera.



















El show que no terminaba.

En este performance, lo vemos como presuntamente borracho, acaba con el ritmo del programa un día, haciendo retirarse del estudio a su compañera Carla Angola, en medio del estupor de Roland


Mas madurista que mariacorinista

En este otro performance, en un video del que emana alcohol, hace la confesión que no necesita interpretaciones: “Tengo más diferencias con Maria Corina que con Maduro”.






jueves, 19 de octubre de 2017

El fraude eres tu | Por Daniel Lara Farías


¿Por qué buscas excusas rebuscadas que ya has usado? En 2004 dijiste exactamente lo mismo que dices hoy y además hiciste exactamente lo mismo que haces hoy: pataleas por un fraude que estaba claro desde mucho antes de las elecciones. En 2004 podías excusarte en el hecho de que las maquinitas eran nuevas y que de verdad no estabas preparado para el fraude. Pero todos los años después ya lo sabías todo.

¿Por qué sigues en esto entonces?

Ya sabemos cómo es la ruta post electoral: Hablar de carómetro, fingir caras. Veladamente hablar de resultados “tenemos 59% de razones para estar felices”. Sacar tuits dando las gracias. Sale Tibisay a matar la copla. Quedarse en silencio por una hora. Salir y decir “Hay un fraude y lo vamos a demostrar”.

Al día siguiente, sigue la ruta: “Hay fraude pero no hay actas para demostrarlo”. Luego saldrá el matador de postín a decir: “Debemos entender que sin actas no podemos demostrar este gigantesco fraude que sabemos que existió. Pero demostramos una vez más que sin el fraude no pueden imponerse a la mayoría de venezolanos que los repudia y rechaza”.

Y claro está: la lucha sigue. Vienen las municipales.

El problema es que tu te la calas y hasta validas todo eso. Esa dirigencia patética que está allí la pusiste tu. Permites que esté allí. No la criticas, no le reclamas. Más bien, le aplaudes cada estupidez que hace, a sabiendas de que están haciendo estupideces. Le aplaudes las estupideces a Capriles y te dices caprilista. O le aplaudes las ridiculeces a Leopoldo y hablas de fuerza y de fe. O les ríes los chistecitos al viejo zorro y defiendes su posición, porque según tu, Ramos Allup es un político experimentado.

¿Cómo se te puede respetar, si de verdad te sientes representado por Ramos Allup? ¿Qué consideración se te puede tener? Ninguna. Te mereces que te engañen, porque aplaudes a quien te estafa cada vez que lo hace.

Hablas de fraude hoy, pero le permitías a tus dirigentes que te pusieran a pelear con el que no quería votar. Insultaste a todo aquel que advertía del proceso fraudulento, de la denuncia de Smartmatic y del sistema electoral más fraudulento de la historia de la humanidad. Insultaste amigos, los llamaste chavistas por denunciar, vaya paradoja, al fraude cantado del chavismo que tu quieres denunciar hoy. ¿No te da pena todo lo que hiciste contra amigos y familiares, por defender la posición de los estafadores seriales que tienes de dirigentes, a los que eres capaz de defender en sus tropelías?

Te dices caprilista y denuncias un fraude hoy, cuando tienes de líder a un tipo que en 2013 denunció un fraude que después prefirió no seguir reclamando “para evitar un baño de sangre” que igual ocurrió. Es decir, aplaudes a un cobarde y andas por allí por la vida dando clases de ciudadanía.

Te dices leopoldista, pero sigues a un tipo que llama a la gente a la calle, le disparan a la gente, lo culpan de asesino y él va y se entrega. Dice que lo están torturando y maltratando en la cárcel, pero le da tiempo de preñar a la mujer. Llama a la desobediencia, a comer candela, a luchar hasta el final y le dan casa por cárcel, desde donde te manda a votar. Y tu lo defiendes, a pesar de todo eso.

Te dices opositor pero aplaudes a cuanto chavista asesino, narcotraficante y violador de los derechos humanos salta la talanquera. No solo los aplaudes, sino que te parece bien que los entrevisten, que los reciban en actos opositores y además te parece genial que sean candidatos opositores en Aragua, en Lara o donde toque. Has sido capaz hasta de aplaudir a tus propios verdugos, a los que te dispararon cuando marchabas o a los que te negaron justicia. Hasta a eso llegaste.

Sabías del fraude electoral, pero dices que hay que votar igual. “Hay que votar porque no tenemos fusiles”. “Hay que votar porque debemos obligarlos a que nos hagan el fraude, debemos demostrarlo una vez más”. “Con testigos no hay fraude”. “Si participamos no habrá fraude”. “No votar es entregarse”. “Hay que perder jugando, no por forfeit”. Todo eso y mucho más le escuchaste a los opinadores que te daban ideas para validar tu postura inmoral. Todo eso y mucho más repetiste.

Quería escribirte estas líneas a ti, porque de verdad estoy mamado de tu estupidez. De tu búsqueda de excusas para esconder tu miseria, tu bajeza. No busques culpables: tu eres el culpable. No intentes demostrar el fraude, solo mírate al espejo: tu eres el fraude. Has fracasado como ciudadano. No eres un ciudadano porque no tienes valores, no te respetas, no defiendes a la República sino a tus intereses magros.

Tus intereses mezquinos. Tu cupo de viajero antier, la banderita de tu partido ayer, la fotico de tu líder, tus ganas de tener la razón a pesar de las evidencias que te la quitan. Mandas por cadenas de whatsapp cuanta estupidez escriben los Leonardos Padrón, los Laureanos, los Carlos Raúl o los cincuenta estúpidos de lengua larga y bolsillo corto que te ayudan a validar tu posición.

Acuérdate de todas las veces que insultaste a amigos y familiares que decían que no se podía creer en ese CNE y que no se debía votar. Acuérdate de eso cada vez que hables de fraude.

Acuérdate de todo lo que has callado estos años y de todo lo que has permitido, con tu voto, con tu apoyo, con tu silencio, con tu anuencia.

Prepárate a ver a tus hijos yéndose y a tus nietos naciendo en el extranjero, los verás solo por fotos y por Skype.

Prepárate para ver a tus padres y abuelos muriéndose por falta de medicinas. Y cuando los llores, llóralos sintiéndote culpable, porque lo eres.

Sigue defendiendo lo indefendible. Cobarde. Es lo único que te queda. Perdiste la República en la que naciste, simulas vivir en democracia y te sientes feliz con eso.

No se te ocurra irte del país. Llevas en tu frente la marca del que colaboró en la destrucción de tu propio país. Donde vayas, te repudiarán por eso, por haber sido parte. Por callar. Por aportar.

El fraude eres tu. Hay que salir de ti. Yo pensaba que había que salir de la MUD para salir del régimen. Pero ahora que lo veo bien, el problema eres tu. El problema de la falsa oposición es el falso ciudadano que la sustenta. Tu eres un falso ciudadano.

Cuando salgamos de los falsos ciudadanos, saldremos de la falsa oposición. Ojalá el proceso nos sea leve. Ojalá la sombra de la tragedia no nos arrope con su negro manto como le pasó a los alemanes, a los japoneses, a los yugoslavos. Ojalá no tengamos que esperar que toda tu generación se muera para poder ver la salida, porque será más largo que en Cuba, donde aún hay vejestorios validando al castrismo. Ojalá sean tus hijos y tus nietos los que logren desatar las cadenas. Porque tu, sinceramente falso ciudadano, no crees en eso. Tu estas feliz con tus cadenas.

Siento un gran dolor de Nación. Yo me quedé sin Nación, hace rato. Y tengo que compartir gentilicio contigo, porque el pasaporte no hace distingos entre los que entregaron la República y los que nos resistimos a entregarla. Debo vivir con la vergüenza de ser tu compatriota.

Y te das el tupé de buscar culpables, hoy.

Deja de buscar culpables. La culpa la tienes tu, que sabes lo que hiciste, aunque te hagas el héroe. El fraude eres tu.


Daniel Lara Farias

Editor de La Cabilla. Internacionalista de formación y comunicador por vocación. Conduce el programa radial Y Así Nos Va por RCR 750AM de lunes a viernes a las 4 PM. En twitter es @DLaraF





jueves, 31 de agosto de 2017

PANAMÁ, VISAS Y MALA MEMORIA

Aunque el numeroso éxodo venezolano reciente ha hecho del presente un tema más recurrente de lo que debería ser, hoy por las acciones del gobierno de Panamá se ha hecho particularmente vigente la exposición del mito del país receptor, amable, acogedor y buena gente.

Porque aunque probablemente me gane unos últimos insultos en los 15 minutos que quedan del día, todas esas aseveraciones son eso: un mito perpetuado de tanto repetirse sin fundamentos.

Hoy mucha gente se muestra ofendida por las acciones del gobierno panameño, incluso hasta las califica de xenofobia.

Algunos recuerdan evidencia anecdótica de "muchas personas que entraron sin visa de trabajo a Venezuela e hicieron una gran vida".

En efecto fue así, pero sólo porque lo hicieron de manera ilegal y la liviandad o corrupción de las autoridades en ese momento lo permitió.

Siempre ha habido algún filtro vigente para la inmigración durante el último siglo en Venezuela.

Empecemos desde el principio.

Vale la pena recordar que en 1.492 la población TOTAL de Venezuela era entre 200.000 y 350.000 habitantes (Según Villamarín y Rosenblat) es decir, TODO el país tenía menos gente que San Fernando de Apure y Cabudare.

En esa época de la colonia, la única inmigración existente fue la forzada de los esclavos africanos y los españoles conquistadores, antes de eso, básicamente sólo vivían los habitantes indígenas locales.

Esa situación se mantuvo hasta 1.810, es en ese momento, luego de la independencia, que empezó una selección bien estricta sobre quienes ingresaban al país y aunque los números de inmigrantes eran muy pocos, no había un proceso descontrolado.

Hablamos para ese entonces de un país con menos de un millón de habitantes, en 1.810 según reportes individuales de Hall, Restrepo, Humboldt y Vandellos estiman entre 825.000 a 900.000 personas.

La inmigración fue muy poca en ese lapso de 90 años desde 1.810 hasta 1.900 y la población total llegó 20 años después hasta poco más de 2.000.000, según un primer censo oficial en 1.920, donde se habla de 2.479.525 habitantes.

Este es el momento donde la mayoría dice recordar que “dejamos entrar a todo el mundo”, pero la realidad es que los inicios del Siglo XX no fueron el tiempo más adecuado para la inmigración de extranjeros hacia Venezuela.

Durante los 27 años que duró la dictadura del general Juan Vicente Gómez, el flujo migratorio declinó sustancialmente debido a la desconfianza del régimen hacia la introducción de ideas progresistas o contrarias a los intereses de la dictadura reinante.

No sucede hasta la llegada al gobierno del general Eleazar López Contreras que la inmigración adquiere nueva relevancia, de hecho, específicamente comienza a formar parte del programa de gobierno del nuevo presidente.

Aunque hoy nos sonarían todas las alarmas de la xenofobia, se impulsa en ese momento desde el gobierno la necesidad de una *inmigración selectiva* y es sostenida entusiastamente por dos figuras muy relevantes de la época:

Alberto Adriani y Arturo Uslar Pietri.

Adriani en diversos textos sostenía que uno de los problemas de Venezuela era el de una población muy pequeña y poco preparada en las artes y oficios, por esa razón amparaba la conveniencia de la inmigración europea, tanto para aumentar la población como para mejorarla.

Adriani sostenía además que la inmigración europea “blanquearía” a la población venezolana.

Sumemos entonces racismo a la *política inmigratoria oficial* de Venezuela entre 1.935 y 1.941.

Así que el cuento tantas veces repetido últimamente sobre nuestra "receptividad" no es más que un mal recuerdo de la política oficial gubernamental de superar el número de descendientes mestizos y africanos existentes con descendientes europeos.

¡Hey! No me insulten todavía, no estoy diciendo que eso esté bien, solo expongo los HECHOS.

Uslar Pietri, por su parte, en su celebrado ensayo de 1.937 "Venezuela necesita inmigración", sostenía la indolencia de las razas mezcladas y veía a la inmigración europea como una panacea, como una verdadera “escuela móvil” para la transmisión de conocimientos y costumbres que ayudarían significativamente a mejorar la población venezolana por el mero hecho de la convivencia.

No voy a emitir juico alguno de valor sobre esa apreciación, sólo aclaro que defiendo la diversidad y la inclusión y estoy convencido del valor de personas procedentes de cualquier lugar del mundo, de nuevo: sólo expongo los hechos.
Bajo estas prédicas e influencias, López Contreras promulga una nueva Ley de Inmigración y Colonización que recoge el sentir de la intelectualidad del momento.

Esta ley prohíbe, entre otras disposiciones, el ingreso de personas que no sean de raza blanca.

Vamos a leer eso de nuevo para que no se nos olvide:

El país –según algunos- más "amable y receptivo" del mundo, prohibía POR LEY en una época tan reciente como los años 40 del s. XX, que ingresaran por sus fronteras personas de color.

Habrán dejado entrar muchos morenitos de manera oficial en ese momento?

No lo creo.

Sin duda, el pago de dinero de soborno a los funcionarios, ingresos por fronteras descuidadas y tráfico de influencias existía, pero que quede claro que si usted era "oscurito" NO PODÍA, POR LEY entrar a Venezuela.

A pesar de ello, no hubo un movimiento masivo y Susan Berlung reporta en el Diccionario de Historia de Venezuela de 1.971, Tomo 2, Pág. 795:

“El país recibió muy poca inmigración antes de la Segunda Guerra Mundial porque las únicas personas urgidas de salir fueron los judíos y los españoles (republicanos o separatistas).

De éstos, los primeros no fueron recibidos en números apreciables por ningún país latinoamericano y los últimos, españoles republicanos o separatistas, vieron su entrada obstaculizada en Venezuela porque López Contreras pensaba que muchos de ellos eran comunistas.

Unas 28.000 personas llegaron entre 1936 y 1940 pero, con la Segunda Guerra Mundial la inmigración se paralizó”.

En ese momento hablamos de una población de 3.800.000 según el censo oficial de 1.941

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial con su secuela generalizada de destrucción física de las instalaciones industriales, crisis económica y perdida de fuentes de trabajo Venezuela recibió una gran cantidad de inmigrantes, principalmente de Europa occidental.

Sucede esto entre 1.948 y 1.961 -cuando aún hablamos de un país de apenas 5 millones de habitantes en 1.950- por lo tanto el proceso de mestizaje en los últimos años ha sido muy intenso.

En efecto, en el censo de 1.961 había una población ya de 7 millones de habitantes, con casi *un millón de inmigrantes europeos* concentrados en la región central entre las áreas metropolitanas de Caracas y de Valencia.

Es decir, 14.28% de la población hace apenas 60 años eran europeos y blancos por explícita planificación gubernamental.

Pero, ese es tema para otro escrito probablemente más profundo.

Por ahora, lo importante es apegarnos a la realidad y empezar a desmitificar las cosas y recordar que durante todo el s. XX y especialmente en esa referida “época dorada” desde 1.940 e incluso hasta el 2.005, SIEMPRE hubo restricciones de entrada, visas y requisitos especiales para residir en Venezuela.


OJO - Cuando me refiero a receptividad y amabilidad hablo en exclusiva del contexto de visas, permisos, etc. y únicamente de las políticas oficiales de inmigración, no del comportamiento de las personas.


lunes, 24 de julio de 2017

Estafadores seriales nos robaron el plebiscito



Habla Henry, Rosales lo vigila y atrás, casi imperceptible, Juan Carlos Caldera trasmite en vivo, quizás para su sponsor Wilmer Ruperti.
Son los mismos que en 1998 obviaron a Chávez diciendo que era un fenómeno pasajero. Actuando en consecuencia, lanzaron al ruedo, para enfrentarlo, a una Miss Universo con una cabeza vacía adornada con una hermosa cabellera rubia y a un iletrado decrépito escapado del conuco.

Sorprendidos por la realidad inocultable, a mediados de 1998 pensaron que aún era posible detener al “fenómeno pasajero”, con una triquiñuela chimbo-legal-electorera, separando –por primera vez en los cuarenta años de democracia- las elecciones presidenciales de la elección del Congreso, adelantando estas últimas para noviembre y amarrándolas a las regionales que correspondían ese mismo año. “Es una iniciativa para salvar la democracia” clamó la clase dirigente estafadora. Mentira. Solo buscaban salvar curules amarrándolas al liderazgo de los gobernadores, a sabiendas de que sus candidaturas presidenciales no arrastraban sino que hundían.

Al ver los resultados electorales del 8 de noviembre de 1998, sí, se logró capturar algunas curules y el chavismo no logró una mayoría siquiera simple. Volvieron a argumentar: “Chávez solo logró 8 gobernaciones, somos mayoría”. Con eso, apalancados en los 15 gobernadores antichavistas electos, arroparon a un Salas Römer pintado como salvación, otra vez, de una democracia mil veces traicionada y usada de excusa.

Otra estafa resuelta en las urnas: Chávez ganó el 6 de diciembre de 1998, inevitablemente.

Son los mismos, otra vez, los que instalado el Congreso, le dicen al país que “mantendrán las formas democráticas”, pues Chávez “no podría gobernar contra todos”. Así, negociaron. Con Miquilena y José Vicente. Con el MAS y con el PPT. Repartieron aquí y allá. Se atrevieron a entregarle la presidencia del Senado y, por ende, del Parlamento, a un militar retirado del MVR, partido que no era la primera minoría, pero al ser el partido de gobierno, fieles a los usos de la democracia civil, se le permitió hacer uso del mecanismo no escrito, como si fuesen demócratas.

 Pactaron, para no enfrentar.  Ese es el modus operandi de esta banda.

Planteada la Constituyente como bandera del recién electo presidente, se negaron a combatirla. Pactaron permitirla, con subterfugios para-constitucionales. “Que convoquen la constituyente, iremos a ella, ganaremos curules y tendrán que negociar”. Lo dijeron los mismos de siempre. Y de hecho, actuaron en consecuencia, lanzándose a la Constituyente y perdiendo, como perdieron Ramos Allup, aspirante por el estado Apure, Luis Carlos Serra Carmona, Oswaldo Álvarez Paz, entre otros. Barridos, otra vez.

En vez de resistir desde el Congreso, se entregaron. Los mismos estafadores, corrieron a pedir su jubilación como parlamentarios y dejaron el pelero, permitiendo el asalto al Poder Legislativo. No hubo quien hiciera campaña contra la Constitución redactada a la medida de Chávez. Un 30% del electorado, a pesar de la ausencia de liderazgo, salió a votar en contra de la propuesta. No hubo quien representara ese descontento pertinaz.

Permitieron que una “Comisión Legislativa” nombrada por la Constituyente, de forma írrita, legislara a nombre del Congreso que ellos entregaron. Sin quejas, aceptaron las nuevas normas electorales que acababan con la representación proporcional de las minorías. Aceptaron que las elecciones que el chavista Eduardo Semtei planificara para el 28 de mayo de 2000, se pospusieran para julio, sin chistar. Cero enfrentamiento.

Son los mismos que pactaron, electa la nueva Asamblea Nacional, cogobernar el órgano legislativo, dejándole al chavismo la presidencia a cambio de una vicepresidencia para Proyecto Venezuela. Y así fueron, por esos años, pactando la permanencia del chavismo. Negándose a enfrentarlo. Pactando lo suyo, a nombre de sus intereses.

Así pactaron el regreso de Chávez en 2002, pactaron la simulación de lucha de 2003 con la famosa “Mesa de Diálogo” de Gaviria y Carter, pactaron un Revocatorio que tenían “blindado” y que, al perderlo por efecto Smarmatic, denunciaron como fraudulento. Los mismos estafadores ofrecieron las pruebas del fraude.

Aún las esperamos.

Son los mismos que juraban enfrentar al chavismo cuando se retiraron de las parlamentarias del 2005. Exactamente los mismos que, con los argumentos usados el año anterior, pero al revés,  llamaron a votar por Rosales en 2006. Los mismos que llamaron a votar “No” a la Reforma del 2007 y permitieron que se impusiera por decreto lo rechazado a través del voto. Los que creyeron en la salida “electoral, pacífica y constitucional” contra un régimen cubanizante al cual le negaban su carácter comunista. Los que fueron a las regionales del 2008 y permitieron, ensoberbecidos, la imposición de la Enmienda del 2009, contra la cual no pelearon pues ya tenían lo que desearon y consiguieron en 2008: unas gobernaciones y otras alcaldías de las cuales medrar renta.

Son los mismos que en 2010 participaron en unas parlamentarias con las mismas condiciones que denunciaron en 2005 al son de “no podemos abandonar los espacios”. No hubo rebelión contra el sistema, solo juego dentro de él. Carantoñas a Chávez cuando iba a la AN a rendir sus mensajes. Ni un gesto audaz, más allá de aquella intervención de María Corina machado llamando a las expropiaciones por su nombre: robo.

Son los mismos que fueron a unas primarias en 2012 donde la danza de los millones en gastos de campaña nadie sabe aún quien pagó. Unas primarias con el CNE chavista. Donde termina ganando un candidato que pedía socialismo como el de Lula y confiaba en la perfección del tiempo de Dios contra una tiranía.

Los mismos que pactaron no levantar la voz durante las pompas fúnebres de Chávez.

Los mismos que fueron a unas elecciones contra Maduro y denunciaron que se las robaron, pero que no reclamarían más “para evitar un baño de sangre”. El famoso método de pactar y no enfrentar.

Y aquí surge una cosa peor: la traición abierta. No reclamar “para evitar un baño de sangre” es más bien darle tiempo a la tiranía para hacerse con más poder y mejores condiciones para ejecutar ese baño de sangre. Ha quedado demostrado.

Los mismos que ejecutaron todo lo anteriormente relatado, son los que con la sangre fresca de los muertos de febrero de 2014, se sentaron con la tiranía, para “pactar la paz”. O sea: darle tiempo al régimen.

Son los mismos que ofrecieron ganar la Asamblea Nacional en 2015 y nombrar un nuevo TSJ, una nueva Fiscal, un nuevo Defensor del Pueblo y hasta dolarizar el salario. Los mismos que ofrecieron que “en seis meses” sacarían a Maduro. Los mismos que pidieron “doblarse, para no partirse” y sin embargo, se partieron. Los mismos que declararon “roto el hilo constitucional” pero siguen invocando la constitución. Los mismos que declararon vacante la presidencia por “abandono del cargo” pero siguen llamando “señor presidente” a Maduro y se niegan a nombrar otro gobierno.

Los mismos que llamaron a la desobediencia, pero le piden a la gente que obedezca sus llamados.

Los mismos. Siempre los mismos.

Esos fueron los que nos robaron el plebiscito y sus resultados.

Y nosotros nos dejamos.

Esos estafadores seriales, lo volvieron a hacer: pactar para no enfrentarse. Simular que luchaban, mientras el proyecto siniestro de la imposición del comunismo avanza.

No detuvieron la constituyente, ni tenían un plan para obligar a las FAN a obedecer ni tenían intención de nombrar un gobierno, como ofrecían en el plebiscito que le aprobamos.

Establecido ya el carácter de estafadores seriales de la clase dirigente actual, queda solo entrar en la comprensión de nuestro carácter de estafados seriales. Nos negamos a despertar.

¿Llegará algún día la Rebelión que requiere la República?

Ojalá. Por el bien de esta Nación, ojalá acabemos con los estafadores, como primer paso para salir de la Tiranía.

Por Daniel Lara Farías


viernes, 21 de julio de 2017

Partido de María Corina afirma que MUD miente: no firmó acuerdo de gobernabilidad

Durante la rueda de prensa en la que se anunció el “acuerdo de gobernabilidad”, el diputado Henry Ramos Allup aseguró que todos los partidos que integran la Mesa de la Unidad Democrática firmaron el documento que leyó; no obstante, fuentes del movimiento Vente Venezuela aseguraron a PanAm Post que esto es falso.

“Primero, Vente celebra que haya habido un acuerdo de gobernabilidad entre los distintos factores; pero tenemos observaciones de forma y fondo del documento. Y nosotros presentamos eso, pero como no fueron tomadas en cuenta no suscribimos el acuerdo. Sin embargo, si apoyamos el hecho de que haya habido un apoyo. En la reunión estuvo presente el secretario general de organización”, señaló el coordinador regional del movimiento  en el estado Carabobo, Henry Henríquez, a la periodista de PanAm Post, Bárbara De Jesús Briceño.

La fuerza de la exdiputada apunta, igualmente, que el documento leído en la tarde del 19 de julio “tiene un contenido sensato para un Gobierno de unidad, pero no establece cómo ni cuándo”. En cambio, la ruta planteada por el partido es la de la rebelión que conduzca a una transición y, posteriormente, se convocarían a unas elecciones limpias.

María Corina Machado ha sido, recientemente, una de las principales voces en la exigencia al Parlamento para que formen un Gobierno unitario y, de esa manera, inicie la transición. Pero no solo ha sido ella, también se la han sumado dirigentes destacados como el preso político Leopoldo López y el gobernador Henrique Capriles.

Y, en la consulta popular del pasado domingo 16 de julio, más de siete millones de venezolanos votaron por aprobar un tercer punto que señalaba claramente: “¿Aprueba que se proceda a la renovación de los Poderes Públicos de acuerdo con lo establecido en la Constitución, así como la realización de elecciones y la conformación de un nuevo Gobierno de unidad nacional?”.

Sin embargo, este lunes la Mesa de la Unidad Democrática, anunció fue un acuerdo de gobernabilidad en un eventual escenario «post-Nicolás Maduro», en el que no se contempla una transición actual.



jueves, 20 de julio de 2017

LA VERDADERA HISTORIA DE UN ASESINO LLAMADO "CHE" GUEVARA

Ernesto Guevara de la Serna, fue un sociopata argentino, nacido en Rosario y mas conocido como el "Che" o "el Chancho", que en el argot latinoamericano significa cerdo, mote que le impusieron sus jovenes amigos por su poca aficion a la higiene personal.

Proveniente de una familia pudiente de la clase media alta, comenzo sus estudios de Medicina, los que nunca concluyo, para dedicarse segun el, "a correr mundo".

En Peru conoce a la troskista Hilda Gadea, mujer poco agraciada y mucho mayor que el, quien lo inicia en esa variante radical de la doctrina marxista y con quien procrea una hija.

Su afan aventurero lo lleva a Guatemala, donde se identifica con el gobierno pro'marxista de Jacobo Arbenz, de donde sale huyendo luego de la caida de este, producto de una rebelion nacionalista encabezada por el coronel Carlos Castillo Armas.

Ernesto Guevara de la Serna predicó y practicó el odio como factor de lucha. Racista cabal, escribió “Los negros, los mismos magníficos ejemplares de la raza africana que han mantenido su pureza racial gracias al poco apego que le tienen al baño”. Sobre los indios anotará “en este tipo de trenes hay una tercera clase destinada a los indios de la región… es mucho más agradable el olor a excremento de vaca que el de su similar humano… la grey hedionda y piojosa… nos lanzaba un tufo potente pero calentito”.

A los aborígenes mexicanos los definió como “la indiada analfabeta de México”. Sobre el campesinado boliviano subrayó “son como animalitos”.

Ni su mujer, Hilda Gadea, se salvó de sus humillaciones “Hilda Gadea me declaró su amor en forma epistolar y en forma práctica. Yo estaba con bastante asma, si no tal vez la hubiese cogido...lástima que sea tan fea”.

Llega asilado a Mexico, donde conoce a Fidel Castro y se une al Movimiento 26 de Julio, con el que comienza a entrenar para un desembarco en Cuba. Su introvertida personalidad y sus prejuicios racistas contra los indios y negros, no son bien mirados por los futuros expedicionarios, en su inmensa mayoria compuesto por cubanos idealistas que soñaban con derrocar la dictadura impuesta por Fulgencio Batista, el 10 de Marzo de 1952.

El 2 de Diciembre de 1956, el grupo expedicionario desembarca en playa Las Coloradas, al sur de la provincia de Oriente, cerca de los enclaves montañosos de la Sierra Maestra. El desembarco fue todo un desastre, pero Castro y un pequeño grupo logran sobrevivir e internarse en los montes de espesa vegetacion, donde mas tarde se reagrupan.

Ya en la Sierra Maestra, el "Che", comienza a destacarse por su total sumision a Fidel Castro y por sufrir constantes ataques de asma. Por su proximidad a Castro es ascendido comandante, antes que otros rebeldes con mas meritos que el.

Constante intrigante junto a Raul Castro, en contra de revolucionarios de claras y definidas tendencias democraticas, como Frank Pais, Rene Ramos Latour, Jorge Sotu, Huber Matos, Higinio (Nino) Diaz y muchos mas, Guevara se va ganando poco a poco la total confianza de Castro, quien mas tarde lo utilizaria para sus solapados planes hegemonicos.

Luego de la muerte de Frank Pais, producto de la infame delacion de Vilma Espin Guillois (cumpliendo secretamente ordenes de Castro) la seccion civilista y democratica del Movimiento 26 de Julio queda definitivamente acefala. Los revolucionarios santiagueros, que tan valientemente habian combatido el 30 de Noviembre de 1957, tienen que huir de las ciudad, abandonar la lucha clandestina e integrarse a las guerrillas de la Sierra Maestra controladas por Castro.

No obstante, ya en la Sierra, surgen algunos enfrentamientos ideologicos, siendo el mas destacado la polemica entre Guevara y Rene Ramos Latour, el Comandante "Daniel", segundo hombre de Frank Pais.

He aquí algunos fragmentos de esta polémica escrita:

En una carta del 14 de diciembre de 1957, Guevara escribía a Daniel: ''Pertenezco por mi preparación ideológica a los que creen que la solución de los problemas del mundo está detrás de la llamada cortina de hierro y tomo este movimiento como uno de los tantos provocados por el afán de la burguesía de liberarse de las cadenas del imperialismo''. 

Daniel responde a Guevara el 18 de diciembre de 1957: ''Los que tienen tu preparación ideológica piensan que la solución a nuestros males está en liberarnos del nocivo dominio yanqui por medio del no menos nocivo dominio soviético''.

En aquella misma carta, Ramos Latour agregaba que la ideología del Movimiento 26 de Julio se inspiraba en el pensamiento político de José Martí, que consistía en hacer de Cuba un país democrático y próspero, con justicia social, y que los pactos con otras fuerzas opositoras eran necesarios y saludables para el bien del pais, a los que se oponian Castro y Guevara.. 

Lamentablemente, un tiempo después, René Ramos Latour, caería combatiendo heróicamente contra el ejército de Batista. 

Meses más tarde, Castro designa a Guevara y Camilo Cienfuegos, para comandar la invasión hacia las provincias occidentales. Luego de librar pequeñas escaramuzas, Guevara negocia con jefes militares corruptos de Batista, su paso por la provincia de Camagüey, entregándoles a estos, fuertes sumas de dinero en efectivo, siendo el caso más destacado el del Coronel Dueñas, quien le cedió el paso a los rebeldes por el sur de Ciego de Ávila. 

Por el contrario las fuerzas de Camilo, tuvieron que enfrentarse contra militares honorables, que aunque defendiendo un mal gobierno, no se dejaron comprar. 

Al llegar a la provincia de Las Villas, Guevara confronta nuevos problemas, ya que los grupos rebeldes que combatían en esa zona se niegan a ponerse bajo su mando.

Finalmente y sin más alternativas al respecto, se ve prácticamente obligado a firmar el Pacto de El Pedrero junto a los líderes del "Directorio Revolucionario 13 de Marzo" y así aunar esfuerzos para atacar la ciudad de Santa Clara, con fuerzas combinadas de ambas agrupaciones. Otros grupos de insurgentes no pactan con Guevara y continúan la lucha de manera independiente, como el "Segundo Frente Nacional de El Escambray", quien no reconoce el mando impuesto de Guevara.

Al caer el "famoso" tren blindado en manos de los rebeldes, ahí comienza el fabricado mito de "el guerrillero heroico" otorgándole a Guevara una inmerecida fama, cuando en realidad el peso del combate lo llevaron los hombres del Directorio Revolucionario.

Al triunfo de la Revolución, Guevara es designado jefe militar de la Fortaleza de La Cabaña, donde se destaca por su sangre fría e inmensa crueldad contra los políticos, policías y soldados del régimen vencido. Asesina personalmente en su oficina, al teniente Castaño, Jefe del BRAC (Buro Represivo de Actividades Comunistas). La misma cruel actitud, que más tarde emplearía contra sus antiguos compañeros de lucha, quienes no se someterían al giro comunista del proceso revolucionario. Sus cientos de atrocidades en aquella etapa están más que documentadas.

Posteriormente, y en pago a sus servicios criminales, Castro lo designa, nada menos como presidente del Banco Nacional de Cuba, donde irrespetuosamente firmaba con su vulgar seudonimo. Pocos años despues, fue trasladado para dirigir, el Ministerio de Industrias. 

Ernesto Guevara junto a los Castro, fueron los artífices de la traición a los postulados originales de la Revolución Cubana y de la entrega de nuestra soberanía nacional en manos de la Unión Soviética. Los verdaderos contrarrevolucionarios de aquel histórico proceso. 

Años más tarde, cumpliendo órdenes de Castro en su afán expansionista, trata de apuntalar un régimen de tendencia comunista en el Congo, pero malogrado su intento y a punto de caer prisionero, logra escapar y regresa derrotado a Cuba, donde es recibido de manera clandestina y con suma frialdad por parte del gobierno comunista, motivo de su fracaso en tierras africanas. 

Finalmente y para salvar el mito de "el guerrillero heroico", la dictadura castrista lo pone al frente de una nueva campaña expansionista, pero esta vez en tierras latinoamericanas. Se monta un entramado publicitario al mejor estilo hollywoodense, con "carta de despedida" y todo (que más tarde se descubriría que fue escrita por el propio Castro para ensalzar su ego) y lo envían al frente de un grupo de "problemáticos" oficiales castristas, a su postrera campaña en Bolivia.

En aquel país todo le fue mal desde el principio, los comunistas bolivianos le viraron la espalda, sus tácticas guerrilleras fueron un total desastre, sus antiguos métodos de sobornar militares no le funcionaron, el campesinado lo ignoró, Castro lo abandonó, Regis Debray lo delató y ya sin logística, con su grupo diezmado, cae herido gritando acobardado ¡¡no me maten, no me maten, soy el "Che" Guevara y valgo más vivo que muerto!!

Finalmente, hecho prisionero fue trasladado a La Higuera, donde se le trató con respeto en todo momento como prisionero de guerra, en claro contraste con su conducta en Cuba, donde antes de asesinar fríamente a sus adversarios, los vejaba e insultaba. 

Horas más tarde el alto mando boliviano decidía sumariamente ejecutarle.
¡¡Y cosas de la vida!! El oficial de más alto rango que se encontraba ese día en La Higuera, era un cubano exilado, el mayor Félix Ismael Rodríguez Mendegutía, (primero de la izquierda) quien recibió directamente la orden del presidente de Bolivia, Gral. René Barrientos, de que el mercenario argentino fuera inmediatamente ajusticiado. 

Dicen que cuando el mayor Rodríguez le comunicó a Guevara la decisión gubernamental, éste se puso pálido. Minutos más tarde, entró el sargento Terán y se oyeron varias descargas. 

El que a hierro mató a hierro moría. El mayor Félix Rodríguez, quizá sin proponérselo, era la representación de nuestro pueblo cubano haciendo ejemplar justicia con un asesino.

Fue un 9 de Octubre de 1967, en que el mundo comenzo a respirar mucho mejor.



*Foto: El mercenario "Che" Guevara minutos antes de su ajusticiamiento en Bolivia.
Por Gabriel Astengo.