martes, 30 de diciembre de 2014

El caso Peravia y la mafia de los Ameliach

República Dominicana sigue investigando estafa a millonarios venezolanos afectos al gobierno chavista en Banco Peravia y queda en evidencia el mega guiso de altos funcionarios a través de sus testaferros para lavar su dinero como los de la mafia del fertilizante.

Escándalo financiero en República Dominicana revela manejos turbios y fuga de capitales en empresas del Estado Venezolano producto de la corrupción y el lavado de dinero en este banco dominicano donde se destaca el mega guiso de los Ameliach con el manejo de la testaferra Berta Fernandez la cual adquirió inicialmente acciones del Banco Peravia para lavar el dinero producto de la corrupción de los hermanos Ameliach proveniente de los negocios de comercialización de productos petroquímicos, fertilizantes y químicos de la Petroquímica de Venezuela, S.A., (PEQUIVEN).

Además, los jugosos contratos de servicio, que son manejados por el Presidente de Pequiven Saul Ameliach, Director de Comercialización de Pequiven José Luis Perez, Carlos Wetter ex gerente de logística y fletamento de Pequiven, Jesús Lazo ex gerente de comercialización de Pequiven y Berta Fernandez la ex contratista que maneja las arcas de este grupo y que por cosas de la vida tiene una alerta roja de Interpol y auto de detención emitidos por el gobierno venezolano por tráfico de productos controlados ( tráfico de urea producido por Pequiven), como también es del dominio público que no hay una tonelada de fertilizantes y químicos que se vendan o se compren a nivel internacional por Pequiven o su comercializadora IPSL que no sea manejada por Jesús Lazo y Berta Fernandez los cuales ordenan al Director de Comercialización de Pequiven Jose Luis Perez a que compañías debe venderle o comprarle Pequiven y las formulas de precios que deben ejecutarse en cada contrato para poder garantizar su ganancia aunque sea en perjuicio de Pequiven y de todos los venezolanos, los contratos de fletamientos donde paga el flete de todos los barcos que mueven las mercancías de Pequiven a nivel internacional siguen siendo manejados por el ex gerente de logística Carlos Wetter por instrucciones del Presidente de Pequiven Saul Ameliach, este MEGA GUISO al estilo de los mafiosos es controlado por los Ameliach y garantizada su impunidad con sus conexiones en el alto gobierno, la Asamblea Nacional, Tribunal Supremo de Justicia y organismos de inteligencia en Venezuela, y sólo les hacia falta como lavar el dinero proveniente de estas operaciones ilegales por lo que la encargada de las finanzas del grupo (Berta Fernandez) procedió a adquirir acciones en un Banco para blanquear los capitales sin saber que serían estafados por otros venezolanos dueños de la mayoría accionaria del Banco Peravia.

Una de las demandantes contra el Banco Peravia es la venezolana: Berta del Carmen Fernández, quien les reclama tres millones de dólares más 35 millones de pesos dominicanos, equivalente a otros 783 mil dólares. Ella es la Presidenta de Consultores Nespir C.A, Rif: J308983195, ubicada en Puerto Cabello, empresa cuyo objeto social es, según el Registro Nacional de Contrataciones, “importación, exportación, compra-venta, al mayor y detal, distribución, comercialización, ensacado, almacenamiento y transporte del ramo agroindustrial; y en específico, todo lo relacionado al manejo, ensacado, mezclado, almacenamiento y despacho de fertilizantes orgánicos”

El detalle está en que Nespir C.A. negocia exclusivamente con Servifertil, una empresa que, de acuerdo con el portal chavista Soberanía:“es un negocio armado por el grupo conformado por Saúl Ameliach (Presidente de PEQUIVEN y hermano del Gobernador del Edo. Carabobo), Jesús Lazo, José Luis. Pérez y Carlos Wetter todos provenientes del Grupo Holanda de Venezuela/Brentag y el Sr. Francisco Toro.

Desde hace varias semanas los propietarios y directivos del Banco Peravia de República Dominicana decidieron salir de ese país en un intento por eludir la justicia. El motivo de su fuga tiene que ver con unas denuncias por estafa planteadas por miles de depositantes (muchos de ellos millonarios venezolanos) que vieron como su dinero simplemente no estaba en las arcas de esa pequeña institución financiera. En algunos casos el dinero depositado era producto de haber “ganado” licitaciones con el Estado venezolano (por ejemplo, para fabricar camiones blindados para el Banco Central de Venezuela, como en el caso de la Corporación Caya Amaurin Blindaje). Peravia no alcanza ni siquiera el 0.2 % del sistema bancario dominicano sin embargo era sumamente atractivo para estos inversionistas ¿Por qué? Entre otras cosas porque aun cuando la ley dominicana se lo prohibía, ese banco recibía depósitos en US Dólares. Estos depósitos (pasivos del banco) no eran registrados en los libros contables de la entidad para así evadir la supervisión de la Superintendencia de Bancos Dominicana, por eso las cuentas siempre les salían claras y limpias.

Adicionalmente los abogados de los denunciantes aseguran que el Banco Peravia, mientras era dirigido por José Luis Santoro y Gabriel Arturo Jiménez Aray (ex esposo de Francis Fornino quien también fuera la ex esposa de Tarek William Saab Actual Defensor del Pueblo), (quienes se asociaron con la institución financiera en 2011) desviaba fondos hacia Estados Unidos, Panamá y Curazao, constituyendo así un proceso de triangulación para el lavado de dinero. Actualmente los apartamentos y otros bienes de Santoro y Jiménez Aray han sido embargados por las autoridades judiciales en RD.

Algunos de los otros venezolanos involucrados son, (según el portal 6to Poder):

“Luis Rafael Ríos Virla, presidente de Beyond Techonolgies quien es supuestamente militar retirado, asegura que la entidad financiera le adeuda 2,5 millones de dólares y que su reclamo culminó en un intento de secuestro por un grupo paramilitar, ordenado por los dueños del banco.
Sol María Sthormes Bolívar, empresaria del ramo funerario, presuntamente estafada con 800 mil dólares.
New Asia Novelty Co., Limited. Empresa de venezolanos estafada con dos millones de dólares.
Juan Carlos Gómez Urdaneta, un millón 800 mil dólares.
Carmen Magaly Gamargo, compró al Peravia dos certificados de inversión; uno por 23 mil dólares y otro por400 mil pesos dominicanos. La mencionada entidad bancaria se comprometía pagarle por concepto de intereses un 8% anual. El primero de los certificados venció el pasado 23 de noviembre del 2012 y el segundo el 4 de abril del 2013. A la fecha, no ha recibido lo prometido por el banco”.
Según informaciones extraoficiales la lista de venezolanos presuntamente timados por el Banco Peravia de Santo Domingo pasa de 50, entre empresas y personas naturales, que no se atreven a denunciar porque no hay manera legal de justificar como adquirieron esos dólares y cómo los sacaron del país, un delito tipificado en la Ley de Legitimación de capitales y lavado de dinero (Ley Contra la Delincuencia Organizada) y por haber sido amenazados por las autoridades del quebrado banco, según se señala en un artículo de www.6topoder.com

Autoridades dominicanas cuestionadas

Pero este caso también ha puesto bajo sospecha la actuación de instituciones de la isla caribeña. De acuerdo con el portal Cuentas Claras (cuentasclaras.org): “La fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso de República Dominicana, reveló que varios militares (de su país) son investigados por su participación y por estar involucrados en operaciones y diligencias dirigidas por los ejecutivos del quebrado Banco Peravia, José Luis Santoro y Gabriel Arturo Jiménez Aray.

Dijo la fiscal que “ciertamente se está indagando a “algunos” militares dominicanos involucrados en el caso, pero que no es oportuno revelar sus nombres, alegando que la investigación está en curso y que no se pueden develar detalles confidenciales, porque eso podría contaminar el proceso”. Estos militares tendrían la función de prestar servicio de protección a los ejecutivos bancarios.
El caso del Banco Peravia ha dado pie para que República Dominicana solicite la colaboración de la comunidad internacional para perseguir a los responsables de este tipo de delitos.

Con información de: 6to Poder / @LucioQuincioC